diputados federales

[diputados federales][bsummary]

Varias

[varias][twocolumns]

Víctimas de violencia se quedan sin atención, Mancera obliga a trabajadores cubrir actos públicos

El diputado Renato Molina Arias denunció que las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar disminuyeron sus servicios de más de 51 mil en el 2012 a 31 mil el año pasado.

Exhorta al Secretario de Desarrollo Social capitalino a que no distraiga a los trabajadores de estos centros de su función principal que es atender dicha problemática social.
Ciudad de México.- El Gobierno de la Ciudad de México obliga a los trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Social capitalina (SEDESO), en particular de las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar, a participar en actividades que no les competen, lo que se refleja en la considerable disminución de sus servicios en los últimos años, con la consiguiente afectación a las víctimas de esta problemática.

Así lo expuso el diputado Renato Molina Arias, quien denunció que la reducción en el nivel de atención en las 16 unidades de la Ciudad de México se debe a diversos factores. Entre ellos, precisó, que sus 142 trabajadores son obligados a participar en eventos que no están relacionados con la atención y prevención de la violencia familiar.

“Son llamados y obligados a participar en actividades y operativos que nada tienen que ver con sus funciones. Basta señalar que entre enero de 2015 y febrero de 2016, dicho personal ha tenido que repartir desde rosca de reyes y tamales, hasta naranjas, cobijas, agua y alimentos a personas que participaron en eventos religiosos como la peregrinación a la Basílica de Guadalupe y la visita del Papa Francisco”, puntualizó.

El legislador de la bancada de Morena explicó que, a través de una solicitud de acceso a la información pública, supo que los empleados de dichas Unidades apoyaron en al menos 10 eventos sin relación a sus funciones, entre ellos la Repartición de Rosca 2015, Tamaliza 2015 y 2016, el Censo de Población en Situación de Calle y el Programa Por tu Familia Desarme Voluntario.

Acusó que las autoridades de la SEDESO incluso acarrearon a sus trabajadores al Informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera del año pasado, apartándolos de sus funciones primordiales.

“Fueron llamados para apostarse en las aceras de la esquina que forman las calles de Allende y Donceles en el Centro histórico, con la finalidad de hacer valla a las personalidades que asistieron al referido Informe de Gobierno, estuvieron de pie desde las seis hasta las 16 horas, con la instrucción de lanzar consignas de apoyo al Jefe de Gobierno y al Secretario de Desarrollo Social de la Ciudad de México”, remarcó.

Molina Arias dijo que estos actos además de desgastar al personal de atención, que comprende psicólogos, abogados, trabajadores sociales y administrativos, los distrae de su función principal que es atender a las víctimas de violencia familiar.

“Durante el año 2012, se proporcionaron 54 mil 342 servicios, entre ingresos de trabajo social, constancias administrativas, atenciones psicológicas a víctimas, a niñas y niños y a agresores. Lo cual contrasta con el número de servicios proporcionados en el año 2015 que apenas llegó a los 31 mil 180 servicios”.

Mediante un Punto de Acuerdo exhortó al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México a que se destinen mayores recursos a las Unidades de Atención y Prevención de la Violencia Familiar para incrementar la prestación de servicios, así como brindar a las víctimas de violencia una atención de calidad.

Asimismo, invitó a Miguel Ángel Mancera a que instruya al Secretario de Desarrollo Social local, José Ramón Amieva, a no distraer al personal de estos centros con actividades ajenas a sus funciones primordiales.