diputados federales

[diputados federales][bsummary]

Varias

[varias][twocolumns]

Llaman a la SCT a resolver problemas generados por la construcción del nuevo Aeropuerto


Ciudad de México.- El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, tiene que resolver los severos problemas viales, ambientales y a la salud que ha generado la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en un terreno de casi 4 mil 500 hectáreas en el Lago de Texcoco, coincidieron diputados de la Fracción Parlamentaria de Morena.

La Coordinadora y el Vicecoordinador de esa bancada, Rocío Nahle y Virgilio Caballero, así como los legisladores Delfina Gómez, Sandra Luz Falcón, Ariel Juárez, Jesús Serrano y Concepción Villa, aseguraron que la vida cotidiana para los habitantes de las comunidades aledañas a la zona donde se construye la terminal aérea es totalmente adversa.

“El caos ambiental y urbano, el ruido, el tráfico y el daño en vialidades han desencadenado malestar entre los habitantes y los miles de automovilistas que circulan diariamente por los caminos cercanos al megaproyecto”, recalcaron.

A través de un Punto de Acuerdo que presentaron a la Comisión Permanente, detallaron que en los últimos cinco meses los accidentes en las carreteras cercanas a la obra del NAICM aumentaron 300 por ciento, debido a la falta de cuidado de los conductores de 3 mil camiones que transportan materiales pétreos a dicho espacio.

Subrayaron que los incidentes viales han ocurrido en las carreteras que cruzan Texcoco y los municipios de San Salvador Atenco, Chiconcuac, Tezoyuca, Papalotla y Tepetlaoxtox, y que en ese lapso se registraron la muerte de dos personas y alrededor de 10 percances diarios.

Asimismo, destacaron que las autoridades del Municipio de Texcoco han contabilizado hasta mil 837 viajes diarios de camiones pesados que transportan unas 19 toneladas de materiales y desechos, lo que ocasiona daños importantes en el pavimento.

“Durante el tiempo transcurrido desde la presentación del proyecto del NAICM (septiembre de 2014), las afectaciones a la población que se traslada diariamente por las autopistas aledañas al terreo donde se está construyendo han sido múltiples, entre las que destacan: el caos vial, los altos índices de contaminación y el constante deterioro de los caminos e infraestructura carretera”.

Los diputados de Morena señalaron que las comunidades de la zona que se dedican a actividades económicas, relacionadas con la tierra o con productos de la naturaleza, se encuentran en una situación de riesgo latente, debido a la depredación del medio ambiente generada por las maniobras de la obra en construcción.

“Miembros del Instituto de Biología y de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, han señalado que con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se destruirá un hábitat insustituible y habrá mayor sobrexplotación de los mantos acuíferos”, abundaron.

Lamentaron que el Gobierno Federal esté empecinado en llevar a cabo este megaproyecto, a pesar de la observación técnica de los expertos ambientalistas, en el sentido de que el NAICM no debe construirse sobre un antiguo lecho lacustre que sufre serios hundimientos diferenciales, y que mantiene graves riesgos de inundaciones.

Al respecto, precisaron que la nueva terminal aérea será construida en un terreno de aproximadamente 4 mil 430 hectáreas, ubicado en el Lago de Texcoco. El sitio está limitado al norte con el depósito de evaporación solar “El Caracol”, al sur por la carretera Peñón-Texcoco, al este por tierras salitrosas y algunas de cultivo, y al oeste por el Circuito Exterior Mexiquense.